Elaboración de antibióticos con la Balanza Analítica para la enfermedad de Lyme

octubre 7, 2022by Kalstein
01-324x324-1.png

La enfermedad de Lyme es una infección por Borrelia burgdorferi con posibles manifestaciones en la piel, el sistema nervioso, el corazón, el sistema musculoesquelético y otros órganos. Los diversos síntomas de la enfermedad están bien caracterizados y pueden dividirse en manifestaciones tempranas y tardías. La terapia de la enfermedad de Lyme consiste en la administración de antibióticos, y cuanto antes se inicie el tratamiento, más rápido desaparecerán los síntomas de esta enfermedad. Entre los síntomas más comunes incluye:

  • Sarpullidos, los cuales aparecen a aproximadamente 30 días luego de la picadura de la garrapata 
  • Dolor corporal
  • Fiebre
  • Inflamación de los ganglios 
  • Agotamiento físico 

Al mismo tiempo, la tasa de complicaciones disminuye con un tratamiento temprano y correcto. En ese sentido, se debe administrar la dosis apropiada de un antibiótico durante el tiempo que determine el médico. Por lo tanto, garantizar la cantidad del fármaco según la dosis prescrita, solo es posible con el apoyo de una balanza analítica. La enfermedad de Lyme es una enfermedad grave que puede causar complicaciones y daños secundarios si no se trata adecuadamente.

Antibióticos empleados en la enfermedad de Lyme

Los antibióticos que prescriba el médico y durante cuánto tiempo en cada caso concreto dependen, entre otras cosas, de los síntomas de la enfermedad de Lyme (manifestaciones tempranas o tardías), la edad del paciente y, en el caso de las mujeres, un posible embarazo o lactancia. Los fármacos más comúnmente empleados para tratar esta enfermedad son:

  • Doxicilina
  • Amoxicilina
  • Cefuroxima
  • Azitromicina 

¿Cómo se administra el tratamiento con antibióticos de la enfermedad de Lyme?

En el caso de las primeras manifestaciones, como el típico «enrojecimiento errante», los médicos suelen utilizar doxiciclina o amoxicilina para el tratamiento de la enfermedad de Lyme. Estos antibióticos se toman en forma de comprimidos o de suspensión (a menudo varias veces al día). El médico suele prescribir los medicamentos durante 10 a 21 días (la duración exacta de la terapia depende de la duración y la gravedad de los síntomas, así como del antibiótico).

La doxiciclina es muy eficaz y suele ser bien tolerada. Sin embargo, las mujeres embarazadas no pueden tomar este antibiótico. En su lugar se les da amoxicilina. También se prefiere la amoxicilina a la doxiciclina para el tratamiento precoz de la enfermedad de Lyme en madres lactantes. Los niños a partir de 9 años pueden ser tratados con doxiciclina como los adultos. 

A los niños más pequeños, en cambio, se les suele administrar amoxicilina (a veces también otros antibióticos). Esto se debe a que la doxiciclina puede causar, entre otras cosas, decoloración de los dientes y daños en el esmalte. Por lo tanto, sólo debe administrarse después de que se haya formado el esmalte. Las posibles alternativas a la doxiciclina y la amoxicilina (por ejemplo, en caso de alergia) son los antibióticos cefuroxima y azitromicina. De forma orientativa, se indican algunas dosis de estos antibióticos para adultos, en atención a lo indicado por algunas asociaciones de médicos:

  • Doxiciclina a una dosis de 200 mg diarios durante 10 a 21 días
  • Amoxicilina (500 mg, en algunas recomendaciones 1000 mg) tres veces al día, también durante 10 a 21 días. 
  • Cefuroxima, 500 mg dos veces al día durante 10 a 21 días
  • Azitromicina, 500 mg una vez al día durante 5 a 10 días

La balanza analítica y la dosis del antibiótico

Como se indica en las dosis referenciales citadas previamente, la cantidad de antibiótico está por debajo del gramo. En el caso de los preparados infantiles, que generalmente se venden en forma de polvo para preparar una suspensión, las dosis son incluso inferiores. Por ejemplo, se recomienda para los niños menores de 9 años, administrar la amoxicilina en una dosis de 50 mg/kg de peso en 3 tomas (máximo 3×500 mg/día); a partir de los 9 años, se puede utilizar doxiciclina 4 mg/kg de peso (máximo 200 mg/día). 

Esto hace, que los requerimientos de exactitud y precisión para la medida de estos antibióticos tenga que ser rigurosa, ya que los efectos secundarios que se pueden presentar, o aquellos que dependen de la farmacocinética del medicamento, son evitables al administrar la dosis correcta. En este caso, la balanza analítica provee una medida fiable de estos antibióticos para el correcto tratamiento de la enfermedad de Lyme. 

¿Por qué elegir una balanza analítica de Kalstein para elaborar antibióticos?

Para el tratamiento de una enfermedad tan delicada como el Lyme, se debe confiar en que la dosis de antibiótico es la correcta, en cuyo caso, la balanza analítica del fabricante Kalstein proporciona esa certeza. La compra de esta balanza, en sus modelos YR053501 // YR053502, a un precio razonable, se contará con un equipo con una precisión para medir masas pequeñas de alrededor de décimas de miligramo, con un tiempo de estabilización corto, y un sensor electromagnético para la medición de los pesos. Otras especificaciones técnicas de esta balanza se pueden ubicar en el link AQUI

Kalstein

PARIS

Sede

2 Rue Jean Lantier, 75001, Paris – France.
(+33) 1 78 95 87 89(+33) 7 60 83 92 83

sales@kalstein.eu

UBICACIONES

Estamos siempre cerca.



FACILIDADES

Métodos de pago y envios



Sigue nuestra actividad en las redes sociales

Mantente informado con todas las noticias de actualidad del sector.


EnglishFrenchSpanish
Abrir chat
Escanea el código
Hola
¿En que podemos ayudarte?